Paca

La importancia de
las plantas melíferas

Paca 20/7/2018

¡Hola hola cuchipandi!

¿Os gustaría conocer gracias a qué plantas apícolas producimos la miel? En el post de hoy os voy a hacer una masterclass sobre las flores melíferas y las plantas para que podáis saberlo tooodo y más sobre ellas. ¡Echadle un vistazo!

7.000 tipos de plantas de miel distintas

Sólo en la Península Ibérica hay alrededor de 7.000 plantas distintas. Increíble ¿verdad? ¡Pues imaginaos la cantidad de variedades diferentes que hay en todo el mundo!

Las abejas visitamos alrededor de unas 300 plantas, pero no todas producen miel… Dependiendo de la zona, encontraremos entre 40 y 50 tipos de plantas melíferas.

El lugar ideal para cada planta que produce miel

Los paisajes varían según la zona en la que nos encontramos. Esto sucede porque cada planta necesita un clima y una localización específica para vivir.

Por ejemplo, hay vegetación que tan solo crecen en terrenos calizas, como el romero, otras que necesitan zonas en las que no se produzcan heladas, como el algarrobo y, en cambio, hay otras que solo florecen después de una temporada de mucho frío, como el cerezo.

Algunas plantas prefieren alturas más bajas, mientras que otras prefieren estar arriba en la montaña… En definitiva, ¡cada una tiene su lugar y las abejas tenemos que buscarlas para producir miel de su néctar de flores!

Un sabor para cada planta melífera

¿Os habéis preguntado alguna vez por qué cada tipo de miel tiene un sabor distinto? Cada planta tiene un tipo de néctar dependiendo de la zona en la que se encuentre. Es por eso que la composición de azúcares, polen y aromas suele variar y, como consecuencia, su sabor, color, aroma y textura también.

Nosotras extraemos miel de las plantas que se encuentran situadas alrededor de 1km y medio de nuestra colmena. ¡Sí sí, 1km y medio! Puede parecer una larga distancia para nosotras ya que somos tan chiquititas… pero no es nada. ¿Sabías cuántos km pueden volar las abejas de nuestra colmena en un solo día? ¡Entre 40 y 100 km!
No os lo esperábais, eh.

Por esta razón se crean tipos de miel distintos, pero siempre dependerá de dónde esté situada nuestra colmena y de las plantas melíferas que tengamos a nuestro alrededor. Eso es lo mejor de la miel, ¿no creéis? Podemos disfrutar y degustar distintos sabores. ¡Todos riquíiiiiiiisimos!

Ya conocéis el dicho… ¡para gustos, sabores! 😉

Si os habéis quedado con ganas de más o si os ha surgido alguna dudilla, aquí podéis ver la entrevista completa con Antonio Gómez Pajuelo explicándonos todo sobre las plantas apícolas.

¡Dime de qué flor viene y te diré a qué sabe tu miel! 😉

Con cariño,
Paca

Deja un comentario aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *